The site of Cristina Alvarez Magliano
Fine Art in Marquetry
Panel from a Cenotaph or Symbolic Coffin with Marquetry Decoration
Second half 8th century,probably Egypt. Wood (fig); mosaic with bone and four
different types of wood
.  Dimensions: H. 18 3/4 in. (47.6 cm) W. 76. 1/2 in.
(194.3 cm) Mount: H. 24 1/2 in. W. 80 1/2 in. D. 6 in. Wt. 97 lbs.
Este panel, el más completo en su especie que ha sobrevivido, casi
seguramente proviene de uno de los lados de un cenotaph (cofín egipcio).
Muestra claras similitudes con las obras talladas en un grupo de otros paneles
encontrado en un cementerio de Egipto. Incorpora elementos decorativos de
ambas tradiciones, el antiguo tardío y el sasánida (Persia, 226 – 651). Los
motivos geométricos derivan directamente de mosaicos romanos; en cambio, los
diseños alados en el espacio entre los arcos son derivados de la tradición
sasánida. En exhibicion en el MMA de Nueva York, , Gallery 451-# 37.103
Link

Para esa época (años 1200 a 1350) Europa había empezado el proceso de
deforestación, y su geografía social y política estaba cambiando. De la ciudad-estado
de la Edad Media surgían nuevos grupos de gente de clase media (burguesía
incipiente que florecería luego durante el Siglo XVIII) con artesanos y artistas
innovando en casi todas las actividades económicas que hasta ese entonces habían
sido dominadas por los gremios estratificados. En este período, el desarrollo de
nuevas herramientas dio lugar a nuevas formas de producción. La madera era la
mayor proveedora  de combustible y construcción, no solo localmente sino alrededor
de toda Europa. Italia tenía grandes bosques, abundantes y diversos, por lo cual no es
sorprendente que el uso de madera con fines decorativos floreciera en sus ciudades.
Las pequeñas cantidades que los artesanos necesitaban para trabajos lujosos –
eclesiásticos y domésticos- como escultura, paneleado, mueblería y decoración,
provenía de las sobras de las actividades industriales importantes. Los cortadores
usaban una pequeña variedad de especies, a lo sumo unas veinticinco en total; sin
embargo, el color y la textura de estas maderas locales, combinadas con el uso
moderado de tinturas y la técnica del barnizado fueron suficientes para crear claras
imágenes en intarsia con rico contraste que, al mismo tiempo, permitía modelos más
suaves con sombras graduales en el tono. (Antoine M. Wilmering, “Italian
Renaissance Intarsia and the Conservation of the Gubbio Studiolo” pag. 3, and note
#9, pag. 204. © 1999, The Metropolitan Museum of Art.)
Los motivos se adaptaron a los gustos de cada lugar. La intarsia en perspectiva,
figurativa y geométrica es de este perìodo, siguiendo la forma más primitiva de
“intarsia a toppo” de los siglos anteriores. En general, los artesanos usaban cuchillos
apoyados sobre el hombro para cortar los diseños sobre los paneles de madera a
decorar, primero se marcaban los contornos de las imágenes; después se sacaba una
capa de unos 5 milímetros de espesor; el receso se llenaba de pequeñas piezas de
madera contrastante, repitiendo el proceso hasta que la imagen completa era
terminada. Entonces la pieza se lijaba, pulía y barnizaba, lista para ser insertada o
colgada sobre paredes, altares, estrados del coro, bancos de iglesias o puertas, entre
otros incontables lugares a decorar. Ocasionalmente se usaban otros materiales para
resaltar puntos de interés, sombras o líneas en las imágenes. Marfil, metales y piedras
no estuvieron ausentes en los gustos de este período.
Los diseños muestran influencias de diferentes culturas, no solamente los clásicos
griegos, sino de Islam, Egipto y los países del Norte de Europa y, aunque los artistas
proveían las matrices, a veces eran adaptados por los “intarsiatori” a los
requerimientos de la técnica. Diferentes talleres  desarrollaron estilos y prácticas que
eran identificables en las obras, aunque no en la misma forma en que lo eran pinturas
o tapices de esa misma época. Las dificultades de las técnicas de mano de obra y
tiempo intensivos obligaba al trabajo en equipo por lo cual, aunque se trate de piezas
conservadas perfectamente, no siempre se puede discernir cuál es la mano del
“maestro” o de los ayudantes del taller.
De cualquier manera, hoy existen obras en exhibición que son maravillas, firmadas y
fechadas, y los estudiosos han investigado el período desde el punto de vista artístico
y desde el examen de la técnica, lo cual nos permite seguir su desarrollo con certeza.

Mas abajo, ver el Retablo en la Capilla del Castillo de la Bastie-d'Urfe, exhibido en el
Museo Metropolitano de Arte, NY, totalmente ensamblado.
Qur’an stand
Segunda mitad del Siglo XV- Egipto-
Nogal, marfil y otras maderas
preciosas con marquetería decorativa.
Los ejemplos más viejos de esta clase
de muebles provenientes del mundo
islámico son de Seljuk, Anatolia, en el
Siglo XIII.  
 
OA 4063 In exhibition at the Muse de
Louvre, France
HISTORIA DE MARQUETERIA
RENACIMIENTO
El segundo período en el desarrollo de técnicas usadas en la decoración con madera en
las civilizaciones de occidente, puede situarse en el Renacimiento. Este movimiento
cultural que abarcó el período entre los siglos 14 y 17 (años 1350 – 1600 después de
Cristo) empezó en Italia y luego se distribuyó por todo el resto de Europa. La Antigüedad
tuvo un nuevo nacimiento (del Latín renascere); la era fue un resurgimiento de los
clásicos, según las palabras de Francesco Petrarca.
En lo que nos interesa, este período de transformación en los campos de la filosofía, la
educación, y las doctrinas sociales y políticas, fue una influencia notable en el desarrollo
de los movimientos artísticos. La pintura comenzó a representar la realidad y la
naturaleza, la perspectiva mereció  una investigación profunda y una nueva teoría, y las
“artes liberales” impactaron fuertemente en todos los aspectos de la arquitectura, la
escultura, la música, la diplomacia y la ciencia, abriendo caminos para los grandes logros
del Siglo Diecisiete. Sin embargo, todo esto no sucedió espontáneamente ni de un día
para el otro. Podemos encontrar ejemplos de evolución en Egipto y en España después
de la caída del Impero Romano de Occidente  previos al Renacimiento, y la influencia del
arte islámico puede verse en trabajos que datan del temprano Siglo XI, e inclusive en
trabajos posteriores en obras con figuras humanas e incrustaciones en perspectiva
desde el Siglo XIV (1300) hasta el Siglo XV (1400).
Las doce fotos precedentes fueron tomadas en el Metropolitan Museum of Art
(NY).El retablo esta completamente armado. Los paneles carecen de la
precision, originalidad and finura del "Studiolo" de Gubbio, pero muestran como
las imagenes fueron acentuadas con el uso de tintas y pirograbado. El lute,
herramientas, leon e inclusive el tintero y las plumas eran vistos comunmente
en otras obras del mismo periodo. "The Last Supper" photograph is by the
Metropolitan Museum, Gallery 502, NY
Fra Damiano da Bergamo (Damiano di Antoniolo de Zambelli)  (ca. 1480–1549) made by Francesco Orlandini on
design by Jacopo Barozzi da Vignola (Italian, Vignola 1507–1573 Rome) ca. 1547–48. Walnut and intarsia of
various woods (Accession Number:42.57.4.1–.108).
Commissioned by Claude d'Urfé, Ambassador of the King of France to the Council of Trent. Executed  in the
Convent of San Domenico at Bologna, and set up in the Chapel of the Château de la Bastie d'Urfé, near Lyons.
The altarpiece, representing the Last Supper, is signed by Fra Damiano and dated 1548.
(Photos: Cristina
Alvarez Magliano)
A  El Studiolo de Gubbio
All rights reserved to Cristina Alvarez Magliano - Copyright ©2013
A      Antiguedad